Imagen





¿Qué son los JPIs?

Los Joint Programming Initiatives ("Iniciativas de Programación Conjunta") son el intento de la Unión Europea de llevar a cabo una investigación transnacional más allá del Programa Marco, una especie de trampilla para acceder a los recursos, mucho más abundantes, disponibles en los programas de investigación nacionales. Por ello entre 2008 y 2010 se establecieron consorcios entre diversos agentes financiadores nacionales en torno a una serie de temas, para crear los JPIs. Los primeros aprobados por el Consejo Europeo en octubre de 2010 fueron: Agriculture, Food Security and Climate Change ("Agricultura, seguridad alimentaria y cambio climático"), A Healthy diet for a Healthy life ("Una dieta sana para una vida sana"); and Cultural Heritage and Global change ("Patrimonio cultural y cambio global"). Estos fueron los primeros tres de los que hoy son 10, vinculados en la lista a continuación:


JPI-CH

Ahora que hemos repasado lo que son los JPIs, vamos al tema de esta entrada, que es que Patrimonio Cultural acaba de convertirse en el tercer JPI en publicar una convocatoria de proyectos (Urban Europe cerró su primera convocatoria en septiembre, y Neurodegenerative Diseases lleva publicándolas desde 2011).
El Joint Heritage European Programme ("Programa Europeo Conjunto de Patrimonio") es un proyecto de apoyo de tres años que comenzó con el año 2011, y se encarga de diseñar e implementar la estrategia de investigación del JPICH.

JPI-JHEP Joint Pilot Call

Como resultado, el 10 de enero se lanzó la JPI-JHEP Joint Pilot Call (convocatoria piloto del JPI-JHEP) con los siguientes temas:

  1. Métodos, herramientas (incluyendo instrumentos no-invasivos) y modelización para comprender los mecanismos de daño y degradación (incluyendo los efectos del clima y el cambio climático) en el patrimonio tangible (incluyendo edificios, yacimientos y paisajes);
  2. Materiales, tecnologías y procedimientos para la conservación del patrimonio cultural tangible;
  3. Uso y reutilización de edificios y paisajes, incluyendo la relación entre cambios de uso y políticas públicas, incluyendo los costes y el valor añadido (por ejemplo, como resultado de políticas de planificaciíon y desarrollo urbano);
  4. Creciente comprensión de los valores culturales, valoración, interpretación, ética e identidad en torno a todos los tipos de patrimonio cultural (tangible, intangible y digital).
Los proyectos financiados pueden durar hasta 36 meses, y ser financiados con hasta 3 millones de euros. Deben estar compuestos por un mínimo de 3 partners de 3 paises diferentes.
Sin embargo, hay un tema importante a tener en cuenta. La naturaleza de los JPIs es que los paises participantes usan fondos nacionales para financiar a sus partners. Por lo tanto, estas convocatorias tienen principios nacionales que son seguidos de manera estricta. Estos se pueden ver en el Anexo 1 del Guide for Applicants ("Guía del solicitante"). Estos principios incluyen cuánta financiación se puede dar, y qué actividades son financiadas. He decidido sintetizar los aspectos clave (la financiación) por país, para que toda la información salga a la luz:

Como se puede ver, el nivel de financiación no es lo que se esperaba. También, si tenemos en cuenta que los proyectos pueden llegar a pedir 3 millones de euros, os podeis imaginar cuántos partners habría que incluir. De hecho, si se suman los presupuestos nacionales, se puede comprobar que solo hay 3,27 millones de euros disponibles en total. ¿Generoso? En mi opinión, si las convocatorias siguen este patrón, este JPI pronto será historia.

Pero no es necesario estar tristes. Al fin y al cabo estamos hablando de una nueva convocatoria. Lo más probable es que se formen 6 proyectos con consorcios pequeños, pidiendo menos de medio millón cada uno. No está mal para una convocatoria piloto.

La convocatoria se cierra el 5 de abril. Es importante revisar el Guide for Applicants, y rellenar la plantilla de formulario de solicitud.
 


Comments




Leave a Reply